Logo virus Facebook

Lo primero que hacemos muchos de nosotros cada mañana al levantarnos es conectar nuestra tablet y visitar las redes sociales en las que estamos inscritos. No podemos negarlo, Twitter, Facebook o Linkedin ya forman parte de nuestro día a día.

A pesar de que estas redes sociales están controladas por grandes compañías que dedican muchos recursos a su seguridad, dichas redes no se encuentran exentas de riesgos, que como usuarios nos pueden afectar.

Entre los riesgos a los que estamos expuestos dentro de las redes sociales podemos encontrar alguno tan usual y conocido como son los virus informáticos. Aunque pensemos que los virus son cosas del pasado y que solo nos afectan si descargamos un fichero adjunto en un correo, en la práctica la situación es distinta. Los malos utilizan fórmulas cada vez más sofisticadas para colar los virus en nuestro equipo.

Seguro que más de una vez te han invitado a utilizar alguna conocida aplicación (como puede ser WhatsApp) a través de una red social.

También es muy posible que te hayan enviado algún enlace a un video “interesante”.

También podemos ser víctimas de un ataque a través de mensajes maliciosos en Twitter.

O simplemente el envío de un mensaje privado desde una cuenta que se ha visto comprometida.

La mayor parte de estos ataques persiguen que hagamos doble clic en algún enlace corto o icono. Una vez hemos hecho doble clic los malos pueden infectar nuestro equipo, obtener nuestro usuario y contraseña de la red social, publicar en nuestro nombre, etc.

Muchos de estos ataques están camuflados bajo mensajes que podemos considerar “creíbles” y que consiguen despertar nuestro interés. Es el caso de aplicaciones del tipo “Descarga el mejor antivirus de Facebook”, “Averigua quien te ha dejado de seguir en Twitter” o “Averigua quien te ha bloqueado en Tuenti”, las cuales nos redirigen a formularios fraudulentos en los que pueden conseguir información sobre nosotros. Otros en cambio pueden venir bajo la apariencia de un vídeo de moda, en el que para poder visualizarlo nos solicitan la instalación de alguna aplicación como puede ser Adobe Flash Player, que en la práctica no es la aplicación que instalaremos…

Al final, nosotros somos los responsables de ejecutar un fichero, abrir un enlace, darle permisos a una aplicación, o simplemente de presionar “siguiente, siguiente, siguiente”, sin tener conocimiento de lo que estamos haciendo. Así que es necesario tomar una serie de precauciones para no vernos afectados por este tipo de virus y poder seguir usando las redes sociales sin riesgos:

  • Disponer de un antivirus actualizado en nuestro equipo.
  • No abrir archivos ni hacer clic en enlaces remitidos por contactos desconocidos a través de mensajes privados o chats de las propias redes sociales.
  • Actuar con cautela a la hora de abrir aplicaciones que parezcan sospechosas.
  • Ser cautos cuando nos soliciten datos a través de redes sociales, como pueden ser nuestros datos de usuario, datos personales o datos bancarios.

Por otra parte, si creemos que nuestro equipo ha sido infectado a través de una red social, deberemos:

  1. Escanear nuestro equipo con el antivirus.
  2. Cambiar la contraseña de nuestra cuenta en la red social.
  3. Revisar las aplicaciones que hemos autorizado a interactuar con nuestra cuenta.
  4. Revisar las últimas conexiones realizadas en la red social desde nuestra cuenta.
  5. Reportar la situación a la red social a través de los canales que facilitan para tal fin

En última instancia, infectar nuestro equipo a través de un red social requiere de acciones por nuestra parte, por lo que si tenemos un antivirus debidamente actualizado y somos cautelosos con aquello que no conozcamos, ya sea una aplicación, un contacto o un mensaje, no tenemos por qué preocuparnos.