El Gobierno de Canadá lanzó una serie de 10 recomendaciones para que los  empleados públicos tengan en cuenta a la hora de usar las redes sociales. Lo  hizo a través de un vídeo que hace hincapié en cuestiones que abarcan desde el  manejo cuidadosos de datos privados hasta el respeto por las publicaciones con  derecho de autor.
El audiovisual, titulado “Las redes sociales en el trabajo” y publicado en  Youtube,  remarca en su inicio que el 83% de los canadienses utiliza   Internet y que cerca del 60% de ellos participa en alguna red  social. Esta  serie de estadísticas se completa subrayando que 1 de cada 3  internautas es un  asalariado con acceso a la red y, por eso mismo, el  Gobierno elaboró las  siguientes recomendaciones para los empleados, en  especial para los de la  administración pública:

  1. Igual que el uso del teléfono en el trabajo, las Redes Sociales se  han de  utilizar con cierto sentido común. Su uso no debería interferir  en el  desarrollo del trabajo del día a día.
  2. Cuando se publiquen contenidos hay que recordar que son públicos,  por lo  tanto hay que hacerlo de la misma manera que si estuviéramos en  una reunión o  encuentro público. Por lo tanto, hay que evitar realizar  comentarios sobre  temas confidenciales.
  3. Respetar los derechos de autor de aquello que se publica.
  4. Respetar la privacidad.
  5. Ser educado. De la misma manera que hay que tratar con respeto a  los  compañeros en la oficina, también hay que hacerlo online.
  6. Hay que hacer patente que las opiniones publicadas son propias y no de la  organización. Hay que ser claro y transparente.
  7. El uso de logos o imágenes corporativas pueden implicar que se  esté  autorizado a hablar en nombre de la organización. Y probablemente  no sea ese el  caso. Por lo tanto en las redes personales de cada  empleado público se ha de  ser consciente que sólo se representa a uno  mismo.
  8. Los empleados públicos necesitan formación especial y posterior  aprobación  para poder publicar en nombre de la organización. Hacerlo de  manera inapropiada  puede dañar la reputación online de la organización,  de los compañeros de  trabajo y de uno mismo.
  9. Hay que preguntarse: ¿Quiero que mi responsable vea esto?
  10. Siempre hay que pensar dos veces antes de publicar cualquier cosa.

Fuente: Agenda digital