Buenas Prácticas de Seguridad

Las empresas y los usuarios  dependen cada vez más de la informática para la gestión de su negocio. La contabilidad, personal y nómina, proveedores y clientes son cada vez más documentados y gestionados con medios informáticos. La conexión a Internet aumenta las facilidades y necesidades de uso de medios informáticos, no solo de consultas en general y búsquedas anónimas, sino también su uso profesional en la gestión de impuestos estatales, autónomos y municipales, cotizaciones de la Seguridad Social, gestiones con bancos y aseguradoras, etc.

Aunque muchas empresas cuentan con gestorías para que les lleven las diferentes administraciones y gestiones, la dependencia directa de la informática va en aumento. Y la indirecta, es decir la dependencia de la informática de su gestoría, también puede afectar a la empresa. Esta dependencia plantea la seguridad informática como una necesidad, que desde esta sección se pretende ayudar a controlar.